bannercuidado

Hoy en día, llevar unos zapatos con un aspecto descuidado es señal de abandono, tan sólo basta con dedicarle un par de minutos cuando están sucios para dejarlos como nuevos.

Los zapatos son nuestra mejor carta de presentación, forman parte de nuestro estilo, todos los zapatos necesitan un cuidado especial, materiales como la napa, el cuero y el ante conllevan unos mimos y cuidados  especiales. Cada par de zapatos requiere distintos cuidados. Con estos consejos básicos y simples podemos disfrutar y lucir un calzado limpio e impoluto y conseguir que duren más tiempo y se conserven mejor.

Estos son los principales materiales utilizados en la fabricación del calzado ecológico libre de CROMO y metales, cómo se deben tratar y qué trucos puedes seguir para su limpieza y mantenimiento:  cuidado

  • NAPA: se quitará el polvo con un paño de algodón seco y frotar bien para dar brillo. Se puede dar crema incolora, siempre natural.

Truco: frotar con una esponja suave con muy poca crema natural incolora (grasa de caballo / cera de abeja…)

  • ENGRASADOS: este material es típico de algunas botas de montaña o botines de calle para el invierno. Lo aconsejable es pasar un cepillo y aplicar grasa especial para estas pieles que podéis comprar en el mismo sitio donde habéis adquirido los zapatos.

Truco: utilizar grasa de caballo o ceras naturales siempre

El uso de productos que no lleven productos químicos es esencial, ya que al ser piel de curtición vegetal, aplicando productos químicos se perderían algunas de las buenas propiedades que tiene nuestra piel. Lo único a tener en cuenta es que al aplicarle grasa o cera es posible que la piel se oscurezca un poco.

Basta con unos minutos de dedicación cuando veas que no presentan su mejor aspecto para que luzcan como el primer día.

bannercuidado1