En ocasiones nos olvidamos de ellos, pero son muy importantes para nuestra salud. Los pies son nuestra base corporal y, al caminar, podemos adquirir ciertas posturas que nos pueden perjudicar. Por ello es tan importante elegir un calzado comodo que se adapte a nuestro cuerpo.

Si nos equivocamos en la elección del calzado podremos tener serios problemas de salud, como callos, juanetes o espolones, incluso esa mala postura puede producirnos dolores de espalda o articulaciones, provocando un problema de dolor a largo plazo.

Existe un falso mito de que un calzado cómodo no puede ser bonito, pero hoy en día, las tendencias han cambiado y existe tanto zapato para hombre como calzado para mujer a la moda y con una gran variedad de modelos a elegir.

Qué tipo de calzado elegir

Con la llegada del verano debemos de tener en cuenta que nuestros pies también sudan, por ello es tan importante elegir zapatos ecologicos que permitan la transpiración de nuestra piel hacia el exterior y que, además, sean cómodos y ligeros.

Es necesario que esos zapatos estén realizados con materiales de calidad (como la piel) y con tejidos que permitan esa transpiración. A la vez, conseguiremos que nuestros pies estén descansados y sanos, sin mencionar la eliminación de los malos olores que, al utilizar un calzado que no permita respirar a nuestros pies, el olor puede resultar muy incómodo.

Es importante que el calzado se adapte a nuestro pie y a nuestro tipo de pisada, no utilizará los mismos zapatos una persona con pie plano que otra con pie cabo.

Hay que evitar calzado que te pueda producir rozaduras o rojeces porque pueden dañar la salud de tus pies. A veces, es necesario invertir en salud con calzado comodo en vez de optar por calzado de materiales de baja calidad. No solo será bueno para ti, sino también para tu salud podal.